Bitoriano Gandiaga

Literatur idazlanak

Ik. Olerkiaren konposizio grafikoa .pdf formatuan

HGB-2^

[1. Olerkia (HGB-1, 63)]

Off-abotsak:

Nahi ta ezinaren
txakolindegian,
upel egarriaren
ingurumarian
hutsari borobilean
bilduta.
Herriaz ari dira
Herriko hiru gizon
bakarka.

[2. Olerkia (HGB-1, 64-66)]

Hiru-gizonak:

Zerbait dihoa sortzen
Euskal herri hontan,
Euskal herri hontan,
jatortasun zainetik
turrusta narotan;
Zirriparra somatzen
dut askoren baitan
oikerizko uberkaz (1)
dakarren burrukan.
Euskal aro berri bat
ez al dugu bertan?

Bi-gizonak:

Herri bat dugu egin
kanpotarren lerroz,
kanpotarren lerroz,
euskal oinarri xumez
lotsa ginalakoz.
Gizon bakoitzak bere
bi oinak hor daukoz.
Hobeto ahal lebilke
inondiko zankoz?
Lehendabizi balia
gaitezen etxekoz. (2)

Bi-gizonak:

Herriak bazituen (3)
bere oinarriak,
bere oinarriak,
hortxe daude lekuko
asterren* larriak.
Zergatik ez galdetu
ta aztertu harriak
zein dira [sic] jakiteko
gure giltzarriak?
Herria ez du bizi
baizik lokarriak.

Hiru-gizonak:

Euskaldun jaio nintzen
ta erdaldun hazi,
ta erdaldun hazi;
mende hontan jaio ta
ez nuen merezi.
Erroma ta Grezia
Espaina ta Prantzi...
Euskalerririk ez zen
kondairan ageri.
Salve-ko erbestean [I]
geratu nintzen ni.

Hiru-gizonak:

Evaren ume honek (4)
bere desterruan,
bere desterruan,
herri bat zor ziela
noizbait jakin zuan.
Zegokion bezala
ta ahal zuen moduan
justizia eskatzen
hasi zen puntuan
kredoa errezatzen
bizi da infernuan. (5)

Bi-gizonak:

Gure handikientzat (6)
nik ez dut kanturik,
gutxirentzat baizik;
gehienek ez dute eman
pauso bat jatorrik:
Karguak hartu-ala,
herriaz ahazturik,
hor dabiltza inongo
mozolo eginik.
Ez diegu Herriko
lotsa beste zorrik.

[3. Olerkia /HGB-1, 67-68)]

Bat-gizonak:

Bildur naiz errekaren
zuloak lapurtzen
ditun mailu horren.
Harrien errukarri
han dira erortzen
zituzten ertz alaiak
itzalak gordetzen
kentzen dizkie kolpez
ta ditu berdintzen
dena borobil ez dut
egoki aurkitzen.

Bat-gizonak:

Mila taxuz han zeuden
erori baino lehen
argia azkuratzen
ertza, txokoa, ertza
jeisten eta igotzen
egunaren ondoren
ziren abiatzen
haren bideak zitun
poztutzen nahiz mintzen
argiak ere pena
du orain sentitzen.

Bat-gizonak:

Harri banintz ez nuke
nahiko errekara
mailu-pe hortara
nere jatorri-aide
nerea galtzera
baina gizon naizenez
jotzen dut bestera
herbesteko errekan
sartzen naiz gainera
Euskal Herriko taxu
guztia galtzera.

[4. olerkia (HGB-1, 68-69)]

Bi-gizonak:

Garai honen kontra nik
ezin dut deus jasan,
inoiz bada oraintxe
gaude gu aukeran:
Etsaiak hor dauzkagu
aspaldi erronkan.
Gizonak behar dira
bizi dugun kinkan.
Nihork ez ahal dezan
aitzakiarik eman,
behar diot esan
desafio gisan,
jendea falta dela,
euskaldunen sortan.

Plazan ezagutzen da
bat gizon ote den.
Proba ederra dugu
euskaldunok hemen: (7)
Asko ez da oraindik
burrukara irten,
nahiz ikusi Herria
sokatira galtzen.
Ea nortzuk duten
behar hainbat kemen
gogor dut galdetzen
hitz gorriak ezten,
gaurko gizonoz bihar
lotsa ez daitezen.

[5. Olerkia (HGB-1, 69-70)]

Hiru-gizonak:

Oi arnasa haura, bizitza batez (8)
bizkortu nindun arnasa.
Oi gizaldien ezpainez ezpain
iritxi zaidan larrosa.
Antolatzen dit zoragarrizko
misteriozko mataza,
bizi araziz neure herri zaharrak
bizitu duen ametsa.

Nik herriari zor diodala
herritik hartu dudana.
Amaren bidez heldu zitzaidan
euskal mezuen gutuna.
Herri maitean kontserba dadin
haien aide ta haien guna,
utzi nahi diot, dardara gisa (9)
nigan duten oihartzuna.

Barrentzen naute neure lurrean
arbasoen orporaino.
Kondaira baten pixuz datozkit
pausoak behartzeraino. (10)
Hartutakoa eramango dut
geroaz odoltzeraino,
jator-legea lehenago baitut
bizitza-legea baino.

[6. olerkia (HGB-1, 70-71)]

Bat-gizonak:

Doinu zahar baten inguruz dator (11)
euskal kantuen mezua
hitz eta doinu bi-biak [sic] dute
osatzen gure salmua
herri-kantuen aide artean
ikusi nuen mundua
ipuiak ziren edo kondaira
edo-ta frutu santua?
haien oihartzun eraginzalez ( 12)
erein zidaten barrua.

Geroztik erne ta hazi zitzaidan (13) [II]
lore gorri bat ariman
hemen daramat, hemen bizi dut
irtetzen zaidan kantuan
gerrako garrek ez zuten erre (14)
Gernika kixkarratuan (15)
izotzak arren gordinik dago (16)
ondoko giro nahastuan
gogorragoa giroa-eta
gorriagoa orduan. (17)

[7. olerkia (HGB-1, 71. or.)]

Hirurak:

Iraun nahiaren pena larriak (18)
darama gure bizitza.
Ezinarekin oztopatzen da
gure herriaren ekintza.
Baina nahiaren bultzada dugu
indar eta esperantza:
Ai, eskuetan dugunarekin
baliatuko bagintza.

________________

AOB: "Arozamenaren" poema^

[(5. eta 6. olerkiena)]

O aquel aliento, que con la vida,
me dió la agilidad, oh aquel aliento,
oh rosa que de labio en labio,
por generaciones, ha llegado hasta mí!
Recompone en mí la admirable urdimbre de misterio,
haciéndome vivir el sueño
vivido por mi viejo pueblo.

Al pueblo se lo debo yo
lo que del pueblo he recibido.
Por medio de la madre ha llegado a mí
el legado del mensaje euskaldun.
Para que su espíritu e ideal
perdure en el amado pueblo,
quiero, a modo de aportación, transferirle
el eco que en mí despierta.

Me introduce en nuestra tierra
hasta nuestros lejanos patriarcas,
hasta determinar mis pasos
con el peso de la historia.
Transferiré lo recibido
hasta unir mi sangre al futuro:
que la fidelidad precede en mí
a la ley de la vida.

De mano de una antigua música viene
el mensaje de los romances vascos.
Palabra y música, juntos integran nuestra salmodia.
Entre melodías de cantos populares
abrí mis ojos al mundo.
Eran leyendas o eran historia
o era el fruto santo?
De sus ecos conmovedores
sembraron mi infancia.

Después brotó en mi alma
una flor colorada,
la llevo en mí, en mí la vivo,
alentando en mi canción.
No me la arrasó la guerra
en mi Guernica en llamas,
no la han dañado las heladas
durante el duro tiempo de la posguerra:
cuanto más cruel fue el clima
floreció tanto más roja.

________________

DMH^

Voz en off:

en la sidrería
del querer y no poder,
junto a las cubas
maduras,
tres hombres
entretienen
la nada,
y solos,
hablan:

Tres los hombres:

algo está cambiando
en Euskal herria,
en Euskal Herria,
restallla honestidad
y por dentro se vacía;
algo está cambiando,
cada vez son más
los ojos que se hastían,
sopor de cadenas sombrías.
perdón por mi sospecha,
más, ¿no es éste
tiempo de cosecha?

Dos los hombres:

alzamos nuestro puelblo
con cimiento extranjero,
con cimiento extranjero,
avergonzados como estábamos
de nuestro humilde empeño.
no suman acaso dos
nuestros dos pies.
¿por qué entonces
andar al revés?
celebremos el primer intento
de casa para adentro.

Dos los hombres:

el pueblo ya tiene
su sustento,
su sustento,
valgan las raíces
como ejemplo:
consultemos a la piedra,
atender,
nos dirá como crecer.
pueblo que desoye su memoria
pueblo sin historia.

Tres los hombres:

como vasco vine a la vida,
castellana fue su bienvenida,
castellana fue su bienvenida;
tiempo y escuela
inmerecidas.
Grecia y Roma,
España y Francia...
en el mapa, Euskal Herria
ni se asoma.
con la salve me desterré
y allí quedé.

Tres los hombres:

hijo de Eva
en el destierro,
en el destierro,
dónde el pueblo
que yo quiero.
dónde la justicia
que anhelo;
hijo de Eva
rezando el credo
en el infierno.

Dos los hombres:

no quiera mi canción altura,
sino eco cercano de llanura;
no vuelvas los ojos arriba,
al lugar de la mentira.
hombre esclavo de poder,
dice mañana donde dijo ayer.
sin timón ni timonel,
mirar para no ver.
cuál es el precio
de nuestro aprecio.

Uno los hombres:

horror de máquina
que cvastiga el nó,
la roca en sus garras
parece vidrio.
ladrón de sombras
que endereza los bordes,
integra obscuridad
en lugar de colores.

Uno los hombres:

jugaban aquí los mil
niños de la forma,
hermosura de crepúsculo
y albas absortas.
caminos de oro
en el tobogán del día,
hoy cementerio
de la luz y agonía.

Uno los hombres:

como la piedra yo
mi ser sostendría,
como árbol de piedra
amarra del ángel sería
más de hombre
mi camino,
orilla del exilio,
Euskal Herria no es
lo que ha sido.

Dos los hombres:

qué podemos
ante el esperpento.
éste es como nunca
nuestro momento:
antiguas, desenvainadas
y frías,
acechan las espadas
atended la llamada
que nadie dé la espalda,
necesitada está de hombres
la tierra vascongada.

Dos los hombres:

reconocemos al hombre
por la esencia de sus actos.
no faltan ejemplos
entre los vascos:
dónde la mano
tendida,
si pierde el pueblo
su sokatira
dónde los hijos
dónde los hijos
de la valentía,
dónde, dónde,
grito de mi proclama
que el hombre de hoy día
no sea el tango de la mañana

Tres los hombres:

oh respirar florido,
vasija de mi latido
oh generación de rosas,
pétalo qaue en mis labios se posa.
misteriosa ave
de maravillosos cabellos
soñar del pueblo,
y mi pueblo como el sueño.

todo lo que soy
a él se lo debo
acordeón cultural
del seno materno.
corazón prestado
que conservo entero
sea mi legado
al templar de su eco.

milenario árbol
de mis adentros,
estampa de leyenda
en mis pasos tiernos.
ser multiplicado
de principio a final
prefiero a la justicia
humanidad.

Uno de los hombres:

vasco ascentral [sic, ancestral? de melodías
llega el canto,
palabra y viento
en la raiz de nuestro salmo
ecos del pueblo
en las pupilas de mi mano.
eran cuentos o fábulas
¿o eran versos del libro santo?
a ello se lo debo
si ya he vivido tanto

Emocionada y cárcava
en la flor roja del alma,
arterial e íntimo
el aroma útil que canta,
resistió en Gernika
como iceberg en llamas,
aún más erguida
en este tiempo de escarcha,
cuanto más despedazada
más roja se levanta.

Los tres:

ambiciones y deseos
nos arrastran.
pájaro del pueblo
con el viento de cara
pero es de estrellas
el cielo en las alas.
ay, si construyéramos el mundo
empezando desde casa.

Gaia 1: EHerria
Azpi-gaia: Euskara: Euskaltasuna
Edizio kritikoa: Paulo Agirrebaltzategi
Gipuzkoa.net-aren logoa